Entre el sonido del botar de balones anaranjados contra el parquet de las Fuerzas Armadas, compartimos algunos recuerdos con el Profe Ñori Arca, que en medio de fotografías y comentarios, fue respondiendo algunas preguntas, que las compartimos a continuación...

 Cómo fueron los años cuando empezabas como jugador?

En aquella época Olimpia tenía mucha plata y juntaba a los jugadores que mejor jugaban y había logrado salir campeón por 12 años consecutivos, y Ciudad Nueva fue Vicecampeón esos 12 años, pero el Ciudad casi siempre le ganaba a Olimpia, y después perdía contra Sajonia, Guaraní o Hayes. En ese entonces yo era jugador del Ciudad Nueva, que tenía en su equipo a los hermanos Bogarín, Cesar Fernández, Antonio Zapatini, Sergio Pavón, entre otras grandes figuras.

Con ese equipo se logró salir campeón?

Con ese equipo salimos campeones tres veces de seguido, dejamos de salir un año, y después salimos tres veces de seguido nuevamente. Fue en los años 63, 64, 65, 67, 68 y 69. Después se salió campeón en el 74 y 75 y después se salió una vez más en los 80 con Penzkoffer, Schmeda, Igor de Mello, Vega y otros, que fueron los últimos campeones del Ciudad Nueva en el 85.

Cómo era el Básquetbol Paraguayo en tu época de jugador?

Bueno, antes no habían muchas cosas para diversión y actividades. No había Televisión, ni nada de lo que hay ahora. Por eso uno con mucho gusto se iba a las 5 de la tarde a entrenarse hasta las 10 de la noche, y de ahí ya te ibas a dormir. Eso hizo que salgan extraordinarios jugadores. Tampoco había piso parquet. El primero fue acá en las Fuerzas Armadas, después en el Rowing y en el Ciudad Nueva, después ya en el San José y otros.

En cuanto al juego, que diferencias había con lo que vemos hoy?

Las Reglas. También los jugadores. Las formas de tirar, los lanzamientos en general, los tiros libres y las técnicas de esa época, donde habían jugadores que sabían tirar de distintas formas, cada uno con lo que mejor le salía. Después recuerdo que en el 52 por ahí vinieron los Globetrotter, y se fue uno de nuestros jugadores, entonces muy jóven, y atendía bien todo lo que los Globetrotter hacían. Ese fue Sergio Pavón, que se iba después al Ciudad Nueva a ensayarse con todo, y empezó a cambiar de a poco algunas técnicas, saltos, cambios de mano y tiros en el equipo.

Después en las Reglas, que en aquel entonces por ejemplo no había límite en el tiempo de posesión de balón, y después pusieron los 30 segundos y la Zona, que tampoco había. Esto daba mas variantes y movimientos de pelota en toda la cancha, y según la necesidad, un equipo podía tener la pelota el tiempo que quería, volviendo hacia atrás, picando, pasando, obligando al otro equipo a salir más a presionar e intentar robar la pelota. También en los tiros libres, uno podía renunciar a tirar y podía salir de la línea nomás, depende de lo que se quería hacer o si convenía o no tirar. Era más libre el juego, y en toda la cancha.

Que hizo que te inclinaras a la práctica del Básquetbol?

En el Barrio estábamos cerca del Club Ciudad Nueva, que era nuestro barrio y muchos practicaban ahí. Un amigo me llevó cuando yo tenía 10 años, y ya fui siempre a practicar, pero nunca podía entrar en el equipo, porque era prácticamente exclusivo de un bloque de los de que siempre nomas entraban. Ni yo ni César Fernandez entrabamos en el equipo. Después cuando hicimos cuarta división recién entramos. Antes había Sexta, Quinta, Cuarta, Tercera y Primera División. César sin jugar tercera ya saltó directamente a Primera. Entonces practicábamos con las mujeres, con Edith Nunes y las otras, éramos como sparring de ellas.

Algún jugador que más te haya llamado la atención en esa época?

Zapatini. Antonio Zapatini era un pivot imponente. Ganaba todas las pelotas y era un jugador de 30 puntos para arriba siempre.

Jugaste en el Estadio Comuneros?

Si! Los partidos finales se jugaban si o si ahí. Los partidos normales se jugaban ida y vuelta cada uno en su cancha, y las finales ya se jugaban en el Estadio Comuneros repleto. Ahí se iba todo el mundo. Caminando nos íbamos, y caminando nomas se iba toda la gente. Se iban fácilmente más de 5.000 personas. Después se hizo la ampliación del estadio y entraban ya 10 mil personas, y se llenaba. El mayor espectáculo era cuando jugaban Ciudad Nueva y Olimpia.

Hubo algún impacto para ustedes tras la pérdida del Estadio Comuneros?

A nivel deportivo, inmediatamente nosotros no sentimos mucho, porque enseguida vino el Consejo Nacional de Deportes, y se hacían los partidos ahí. Y cuando se hacían los Juegos Universitarios, era toda una sensación, se llenaba la cancha en cada partido. Con el tiempo se sintió más la pérdida del Comuneros, sobre todo para la Confederación.

Que más podés destacar de aquella época?

Antes habían muy buenos árbitros. El arbitraje era otra cosa, se les respetaba a esos señores. No habían muchos problemas o peleas, salvo el caso especial entre los Bogarín y Zapatini con los Dominguez, que era un duelo a parte, dentro y hasta fuera de la cancha a veces. Formó parte del show también y era fuerte el tema con gente de mucha influencia en la época. También los dirigentes, grandes y destacados dirigentes como Don Alejandro Gaona que podía encantarle a cualquiera con la verba extraordinaria que tenía.

 Además la clave del éxito de aquel entonces es que los clubes se manejaban bien con una pequeña suma. Se pagaba agua y luz, que era poco y los jugadores no cobraban nada. Los clubes hacían su cantina y ya sobraba todo para poder administrar bien las cosas.

Eran otros tiempos, otras costumbres... Ahora las cosas son muy diferentes.