Daven Dameon Ottley, nacido hace 27 años en San Vicente y las Granadinas, país isleño al norte de Venezuela y de la isla de Granada, y parte de las Antillas Menores del Caribe, se desenvuelve normalmente en la posición de pivot o alapivot, donde saca provecho de sus 2,04 mts. de estatura y gran contextura física, fue la incorporación extranjera del Arcabasket para el Clasura 2016.

"D", como llaman a Daven, llegó para cubrir la pintura en el Arca, que vino siendo la zona más vulnerable en los partidos ante equipos con pivots de buena estatura.

Ottley jugó 3 partidos en la Etapa Hexagonal de este Clausura ante equipos como Olimpia, Libertad y Spvo. Luqueño, donde logró un promedio de 23 puntos y 12 rebotes por juego.

Además compartió sus conocimientos en la escuela del Arcabasket, donde dirigió varios entrenamientos, dejando muy contentos a los participantes, por la experiencia con un jugador profesional de escuela norteamericana.

Tuvimos el placer de compartir mesa con Daven Ottley, donde nos contó un poco de todo en la siguiente entrevista:

 

Cuales fueron tus inicios en el baloncesto?

Empecé en San Vicente y las Granadinas, su país natal, donde los deportes populares son el Baloncesto y el Fútbol, y era seguidor de ambas modalidades, donde no terminaba de decidir cual practicar, hasta que un día una entrenadora de Básquetbol me vió de lejos y me invitó a formar parte de sus entrenamientos. Pensé que se trataba de una broma, pero la entrenadora insistió, y ese fue el génesis de mi vida en el baloncesto, a los nueve años de edad.

En la escuela formé parte del equipo de baloncesto, donde logré destaque en el goleo y los rebotes, llegando a ser MVP de la Liga.

De allí fui a la Universidad en Chicago, EEUU, con muchas ilusiones y ansiedad. Al llegar fue bastante duro, sobre todo al momento de organizar mi tiempo entre estudiar y entrenar básquetbol, prácticamente sin momento para alguna otra actividad. El primer año tuve un rendimiento regular, pero en la segunda temporada logré ser máximo reboteador, máximo encestador y hasta ser MVP, llamando el interés de otras Universidades, por lo que en el tercer año fui llamado por la University of Science and Arts of Oklahoma, donde tuve un nuevo comienzo, trabajé duro y mejorando en cada temporada. Luego de tres años en Oklahoma, a la edad de 26 años, tuve mi primer contrato a nivel profesional, recalando en la Primera División de El Salvador, donde yo mismo debí llevar el programa de mis entrenamientos. Luego regresé un tiempo a mi país, hasta que que obtuve un contrato en Perú, donde fui un poco nervioso, pero al llegar me sentí bastante reconfortado por el ambiente y la gente en Arequipa, donde tuve buen pasar en la liga local y nacional peruana. Tras concretar mi concurso en Arequipa, me llamaron de Paraguay para incorporarme al Arcabasket, con el desafío de afrontar la Fase Hexagonal del Torneo Clausura del Baloncesto Metropolitano de Primera. Al llegar me sentí muy bien, me gustó el trato de la gente y fui adoptado como parte de la familia, del equipo, situación favorable para lograr buen rendimiento deportivo.

Cual fue tu primera impresión del Básquetbol Paraguayo?

Noté buen nivel general, me encontré con complicaciones en el juego por zonas, donde fue muy duro superar la cobertura de un segundo jugador, ya que el siempre jugué más cómodo en el 1 a 1, jugando a hombre, tanto en ataque como en defensa.

Además me sorprendió los buenos lanzadores que hay en la competencia, tanto en mi equipo como en los demás, que tienen un poderoso juego exterior.

 

Que fue lo que más te llamó la atención del juego en nuestro torneo?

El juego colectivo en los tres encuentros que me tocó disputar, la buena química entre los jugadores que se pasan el balón sin mirar, adivinando la posición de sus compañeros, y el rendimiento en equipo, ya que no intentan jugar cada uno su partido, sino siempre de forma colectiva.

 

Que es lo que más te gustó del Arcabasket?

Los trámites de alta concentración que se alcanzaba en los partidos, donde se lograba un muy buen juego colectivo, y buena química en el equipo, pero vulnerable cuando un solo jugador del equipo no entraba en la sintonía del resto.

También me gustó mucho el ambiente familiar con muy buena gente, con quienes se logró muy buen relacionamiento.

 

Cuales son tus expectativas en tu carrera como jugador profesional de baloncesto?

Enfocarme en mejorar mi juego, no quedarme en un sólo nivel, ir sobrepasando etapas y mejorar cada vez más. Me gustaría seguir jugando en Paraguay, donde encontré buen nivel deportivo y de juego, y creo que puedo seguir mejorando y aportando a esta liga.

 

Gracias por compartir tu historia con nosotros "D"!

Daven Ottley es el primer basquetbolista de San Vicente y las Granadinas en jugar en nuestro país, además de ser el primer jugador en carácter de refuerzo extranjero en la historia del ARCABASKET, gracias a un gran sacrificio de la directiva que apostó a su concurso.